El ABC de la precariedad y la crisis económica

Por Iyari Ríos González/la Pupila

Los estudiantes universitarios están en huelga porque el Gobernador y la Junta de Control Fiscal quieren cortar más de la mitad los fondos del gobierno que recibe la Universidad Puerto Rico. Dicen que no hay chavos. Que tenemos que hacer sacrificios. Que hay que ajustarse el cinturón. Por eso recortan en educación, recortan en salud, recortan los salarios y recortan las pensiones. Mientras, nos obligan a pagar más impuestos y la compra en el supermercado nos sale más cara. Hoy somos mas pobres que ayer.

¿Has pensado qué hacen con los millones que ahorran de los recortes y recogen de los impuestos? Ese dinero lo quieren usar para pagar los préstamos que los políticos del país tomaron a nombre del Gobierno de Puerto Rico para beneficiar a sus familiares y amigos dándole contratos jugosos a empresas de construcción, firmas de seguros, bufetes de abogados y compañías de publicidad, entre otros.

Ese dinero que nos quitan lo usan para pagar una deuda que se cree es ilegal, ilegítima y odiosa. Mucho de ese dinero se lo meterán al bolsillo unos pocos millonarios que se enriquecen a partir de las necesidades que tienen la mayor parte de la población. A ellos le llaman los buitres.

Pero ¿no nos dijeron que no había chavos? ¿Qué teníamos que sacrificarnos y ajustarnos el cinturón? ¿Por qué entonces se utiliza ese dinero para beneficiar a personas que no tienen necesidades y viven rodeados de lujos? ¿Por qué no se usa ese dinero para atender las necesidades del país creando empleos bien remunerados y ofreciendo educación pública y servicios de salud de calidad?

Mientra el Gobierno de Puerto Rico y la Junta de Control Fiscal proponen quitarle dinero a los trabajadores y los pobres a través de recortes salariales, eliminación de beneficios marginales, reducción de pensiones o disminuyendo el presupuesto para la educación y los servicios de salud, los estudiantes proponen que se audite la deuda, que asuman la responsabilidad los culpables y que se usen los recursos del país – no para beneficiar a familiares, amigos o millonarios – sino para que se garantice a todos el derecho a la educación, la salud y el trabajo.


*El autor es profesor en la Universidad de Puerto Rico – Recinto de Río Piedras. En esta institución completó bachilleratos en Geografía y Ciencias Sociales General. Además posee una maestría en Economía y un doctorado en Historia. Se ha especializado en historia económica de Puerto Rico. Sus áreas de interés son macroeconomía y desarrollo económico. Sus trabajos han sido publicados en revistas y periódicos nacionales. Es miembro de la Asociación Puertorriqueña de Economía Política.